Masaje Terapeutico

El masaje terapéutico es el masaje clásico. Actúa sobre el aparato locomotor (tendones, músculos, fascias, huesos...), la piel y los tejidos conjuntivos, aunque también tiene un efecto en la parte psíquica ya que nos ayuda a estar más relajados desapareciendo los estados de nerviosismo, estrés, depresión, etc.

Esto se debe al alivio de las dolencias y tensiones musculares, el movimiento ya no nos causará dolor, lo que nos ayuda a mejorar nuestro descanso diario y nuestra calidad de vida.

Las patologías sobre las que actúa el masaje terapéutico son:

Contracturas musculares

Conocido también como sobrecarga muscular, se define como un aumento sostenido e involuntario del tono muscular por encima del máximo normal. El efecto que produce la contractura es que, al producirse ésta, se acorta la fascia muscular, disminuyendo el paso de sangre de las fibras musculares y estimulando los receptores del dolor.
Pueden ser producidas por tensiones o estrés, posturas inadecuadas, o por problemas traumáticos.

Calambres musculares

Son producidos por la contracción involuntaria en estado de reposo por el musculo. Las causas pueden ser sobrecarga o fatiga muscular, insuficiencia de sangre en el músculo, por el abuso de diuréticos, embarazo, etc.

Elongación

Cuando realizamos un estiramiento forzado se producen microlesiones a nivel muscular. El masaje en este tipo de patología ayuda a mejorar el tiempo de recuperación.

Rotura fibrilar

Se conoce también como "tirón" muscular. Cuando el músculo no está relajado se produce un estiramiento excesivo y se sobrepasa el límite anatómico, pudiendo llegar a romperse fibras musculares y dando lugar incluso a la aparición de hematomas.

Tortícolis aguda

Es un dolor que suele aparecer en la zona cervical y está producido por la contractura unilateral del musculo esternocleidomastoideo y de los músculos escalenos. Suele ir acompañada de una ligera inclinación general de la cabeza. Se produce por malas posturas, frío, etc., y afecta más a las personas jóvenes y a los bebés después del parto.

Fascitis plantar

Sobrecarga de la zona de la planta del pie que puede llegar a provocar una inflamación de la fascia, produciendo un dolor intenso en todo su recorrido hasta el talón. Suele producirse por un mal calzado, obesidad, exceso de horas de pie o problemas en el arco plantar.

Epicondilitis (codo de tenista)

Es una sobrecarga tanto muscular como del propio tendón. Suele producirse por la realización de trabajos continuos y repetitivos, por lo que también se podría llamar codo de albañil, de pintor o mecánico.

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© PELUQUERIA SILVIA NAVARRO